Cómo Google procesa los cambios de URLs en sitios grandes

Vamos a sumergirnos en el maravilloso mundo de “Google y los Cambios de URLs en Sitios Grandes: El Arte de la Paciencia“, cortesía de nuestro guía espiritual SEOista, John Mueller de Google. Imagina, si puedes, que estás en una gigantesca fiesta de URL, donde cada enlace es un invitado que habla un idioma diferente. En esta fiesta, alguien decide cambiar su nombre de “blog” a “revista”, pero olvida informar a todos los demás. Caos, confusión y una serie de malentendidos dignos de una telenovela se desatan.

En este episodio de “Pregúntale a Google”, alguien en Reddit, posiblemente mientras procrastinaba, planteó una pregunta digna de hacerse un nudo cerebral: ¿Qué pasa si hago un cambio en un sitio web que es más políglota que la ONU, con 10 idiomas y 20 códigos culturales? John Mueller, vestido de sabio digital, ofrece un consejo que es tan general que podría aplicarse a casi cualquier cosa en SEO, sugiriendo sutilmente que la simplicidad es la especia de la vida digital.

Ahora, aquí viene la ironía sazonada con un poco de realidad técnica: cambiar URLs en un sitio web es como intentar cambiar de dirección en medio de una maratón. Según un estudio que parece haber sido escrito por alguien que disfruta complicándose la vida, actualizar páginas web es un proceso más laborioso que preparar una cena para 20 personas cuando solo tienes dos sartenes. La conclusión es que Google necesita eones1, en términos de Internet, para entender cómo una página actualizada se relaciona con el tejido espacio-temporal del resto de la web.

Mueller, en un momento de revelación cósmica en 2021, compartió que entender la calidad y relevancia de un sitio web es un arte más oscuro que la alquimia. Según él, Google necesita meses, o incluso más que un embarazo humano, para reconocer cambios significativos en la calidad de un sitio. Esta declaración, sorprendentemente parecida a lo que dice el estudio sobre índices de búsqueda, nos hace preguntarnos si Google y los alquimistas comparten el mismo libro de hechizos.

En respuesta a la odisea de actualizar URLs, Mueller ofrece un consejo que suena a mantra zen: “URLs estables, amigos míos, porque las URLs geniales no cambian”. Básicamente, está diciendo que si estás considerando una remodelación, tal vez deberías pensarlo dos veces antes de sumergirte en ese océano de complejidad. O, en palabras aún más simples: si no está roto, no lo arregles.

Para terminar, Mueller lanza una pregunta al aire que es más profunda de lo que parece: ¿Vale la pena todo este lío? Su filosofía de la simplicidad es como un faro de esperanza en un mar de complejidad orgánica. Tal vez, deberíamos considerar el arte perdido de simplificar nuestras vidas digitales en lugar de complicarlas aún más. Porque al final del día, en el gran esquema de las cosas, quizás menos sea realmente más.

Aquí tienes tres puntos clave para retener de este fascinante viaje por el mundo de los cambios de URL y SEO según las sabias palabras de John Mueller:

La paciencia es clave con Google

Cuando haces cambios significativos en un sitio web grande, como actualizar URLs, Google no va a captar esos cambios antes de que puedas decir “indexación”. Va a tomar su buen tiempo, posiblemente meses, para que el gigante buscador procese y entienda cómo estos cambios afectan la relevancia y calidad de tu sitio en el vasto océano de la web. Así que, si esperabas resultados inmediatos, quizás es buen momento para reevaluar tus expectativas.

Simplicidad sobre complejidad

En un giro que podría hacer que los minimalistas asientan con aprobación, Mueller sugiere que menos es más. Antes de embarcarte en una odisea de actualizaciones y complicaciones de hreflang, pregúntate si realmente necesitas todo ese lío. A veces, mantener las cosas simples no solo facilita las actualizaciones y mantenimiento, sino que también puede ser más efectivo desde el punto de vista del SEO. En otras palabras, antes de complicar tu sitio con múltiples versiones y etiquetas, considera si realmente está agregando valor.

URLs estables = felicidad SEO

“Las URLs geniales no cambian”. Esta perla de sabiduría de Mueller resalta la importancia de mantener las URLs estables. Cambiar URLs en un sitio grande es un proceso tedioso y lento que puede tener implicaciones SEO a largo plazo. Por tanto, a menos que sea absolutamente necesario, es mejor pensar dos veces antes de hacer cambios en las URLs. Esto no solo facilita la vida de Google al indexar tu sitio, sino que también mantiene la integridad de tu estructura de enlace y evita posibles dolores de cabeza con páginas no encontradas y redirecciones.

Estos puntos resumen la esencia de lo que John Mueller quiso transmitir: paciencia, simplicidad y estabilidad son fundamentales en el mundo del SEO, especialmente cuando se trata de sitios grandes y complejos.

  1. En el gnosticismo, cada uno de los seres eternos, emanados de la unidad divina, que colmaban el intervalo entre la divinidad y la materia, formando el mundo espiritual. ↩︎

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *