Google encuentra un bug en las etiquetas hreflang

Si has estado jugando en el mundo del SEO internacional, sabes que las etiquetas hreflang son como el GPS de tu sitio web para los motores de búsqueda. Nos ayudan a decirle a Google: “¡Eh, mira, esta página tiene una hermana gemela en otro idioma!” Pero, ¿qué pasa cuando el GPS empieza a fallar? Pues bien, Google ha descubierto un fallo que podría estar enviando a tus usuarios a destinos equivocados. ¡Sigue leyendo para entender este problema y cómo solucionarlo!

¿Qué pasó con el hreflang?

Voy a ponerlo simple: Google ha detectado que algo raro pasa cuando mezclamos demasiadas cosas en una sola etiqueta <link>. Imagina que intentas hacer un sandwich en donde además de pan y jamón, decides añadir las llaves del coche y tu teléfono. Resultado: un desastre. Algo similar ocurre aquí. Si combinas hreflang con otros atributos en la misma etiqueta, el motor de búsqueda se confunde y no sabe qué hacer con tanta información.

La cosa se puso tan seria que Google tuvo que actualizar su documentación oficial. Antes, la vida era un poco más libre y podías poner tus etiquetas como te daba la gana dentro del <head>. Ahora, Google dice: “Ponlo bonito y separado, por favor”. En términos más técnicos, no debes mezclar las anotaciones hreflang con otros atributos como media en una sola etiqueta <link>.

Cómo verificar tus etiquetas hreflang

Primero, no entres en pánico. Segundo, es hora de meterse al código HTML como los mecánicos al motor de un coche. Aquí tienes un pequeño checklist para asegurarte de que tus etiquetas están en forma:

  1. Inspección visual: Abre el capó de tu sitio web, es decir, el código HTML, y busca las etiquetas <link> que contengan hreflang. Asegúrate de que cada una está viviendo su mejor vida en solitario, sin atributos extra.
  2. Validación de código: Usa herramientas de validación HTML para asegurarte de que no estás cerrando accidentalmente tu <head> antes de tiempo. Un error común es insertar elementos que no pertenecen ahí y que pueden causar que el navegador malinterprete tu código.

Las mejores prácticas para las etiquetas hreflang

Para evitar futuros dolores de cabeza, aquí van algunas recomendaciones que podrías considerar implementar en tu estrategia SEO internacional:

  • Mantén todo separado: Como las buenas amistades, algunas etiquetas funcionan mejor cuando no están demasiado pegadas. Mantén el hreflang en su propia etiqueta <link> sin combinarla con otros amigos como media o type.
  • Documentación a la mano: Google actualiza sus guías más seguido que muchos cambiamos el aceite del coche. Mantente al tanto de estas actualizaciones para no quedarte atrás.
  • Monitorea y ajusta: La SEO es un viaje, no un destino. Monitorea cómo Google indexa y presenta tus páginas en diferentes idiomas y ajusta según sea necesario. Herramientas como Google Search Console serán tus mejores aliadas en este viaje.

No dejes que tu SEO se pierda en la traducción

Los errores en las etiquetas hreflang pueden enviar a tus usuarios a la versión incorrecta de tu sitio, algo así como enviar a alguien que quiere ir a París, Texas, a París, Francia. No es el mismo viaje, ¿verdad? Asegúrate de que tus etiquetas estén en orden y sigue las directrices de Google para que tus páginas multilingües lleguen al público correcto.

¡Buen viaje por la autopista del SEO internacional!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *